miércoles, 20 de enero de 2010

Ruptura


Toda historia siempre tiene dos finales: el tuyo y el mío.


No importa que siempre intentes mostrar que ahora estás mucho mejor, tampoco importa que finjas ser mucho más feliz ahora mismo. En realidad, no me importa nada de lo que me puedas decir para engañarte a ti mismo que todo te va mejor.


Yo, simplemente, no tengo porqué hacer esas cosas : ).

2 comentarios:

  1. Me encanta esta entrada O.O
    Y sobretodo la frase en cursiva *O*
    Estoy de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  2. JOSE RAMÓON!!!!
    A buen entendedor, pocas palabras bastan ;)me gusta lo que escribes!! me hago seguidora tuya, un besazo!

    ResponderEliminar