lunes, 1 de febrero de 2010

Sin destino


No sabe a donde va, pero si sabe que algún día llegará.

Muchas personas viajan sin saber cual es su final de trayecto, deciden abrir sus horizontes, aumentar sus puntos de vista o conocer nuevas perspectivas; en definitiva, madurar y aprender a valerse por uno mismo.

Quizá yo tampoco sé a donde voy. No obstante, en mi corazón llevo a todas esas personas que quiero, que esperan mi regreso y que son las que me han enseñado todo lo que supe antes de marcharme. Siempre vuestro, gracias por estos magníficos días en la capital del país.



4 comentarios:

  1. juasjuas mañana te tenemos por aki. esty nervioso y todo xD

    ResponderEliminar
  2. Pff.. ya volvemos a la rutina de despertarnos a la 1 del mediodía como muy pronto? jaja
    Que importante es tener gente que nos quiera en nuestra ciudad y aquí, me di cuenta hace poco.
    Siga así, Don Alfonso!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Espero verte de nuevo entre nosotros... para seguir aprendiendo!

    ResponderEliminar