domingo, 26 de junio de 2011

Salamanca


Qué menos que escribir unas líneas a tantas personas que me han echo tan feliz. Esta entrada es sólo otra muestra de mis sentimientos hacia vosotros, que se queda muy corta para expresar todo lo que he intentado mostrar.

Algunos se han ido por el camino, otros han venido hace poco, muchos han estado en algún momento. No obstante, sólo pocos habéis marcado huella en mi, eso sí, de forma muy significativa.

Llegué a esta ciudad por el destino, os conocí por casualidad... ¡la vida está llena de regalos preciosos!, y a veces no nos damos cuenta. Si echo la vista atrás, veo un montón de momentos, algunos preciosos, y otros duros, pero si hay algo que los caracteriza es porque hemos estado juntos.

En los últimos meses decidí tomar una política algo más introvertida, que debo reconocer que no ha sido nada útil. Ya han pasado 2 años, y siento que han pasado en unos breves momentos (nunca imaginé que el tiempo pudiese pasar tan rápido).

Simplemente agradeceros el haber estado en todo momento, por todos esos momentos... y los que nos quedan, esto sólo ha sido una breve introducción, o al menos eso espero.

Podría poner miles de fotos, pero creo que no hace falta hacer alusiones ni a momentos ni a nombres, ya que creo que a todos ellos a los que quiero dedicar esta entrada, pueden sentirse aludidos por si solos.

Gracias, y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario