jueves, 10 de noviembre de 2011

Aunque...

... no haya tiempo para dormir, sé que volveremos a soñar.

 A veces siento como el tiempo pasa, sin poder controlarlo como me gustaría, pasan los días... se acumulan las tareas, y poco a poco, va aumentando el estrés.

¿Aprovechar el momento? Es realmente complicado cuando las obligaciones no te dejan el tiempo necesario para dormir, y quedamos recluidos a soñar solamente cuando estamos despiertos, a pesar de que nuestra cabeza pide un descanso.

Pensamientos que machacan constantemente mi cabeza, y me impiden conciliar el sueño. Insomnio que acabará por hacerme enloquecer.

¡Suplico un descanso!

2 comentarios: