sábado, 31 de diciembre de 2011

Una vez leí que...


Los amores pueden terminar en una noche...

Grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos...

Desconocidos pueden volverse mejores amigos...

Nunca terminamos de conocer a una persona de verdad...

El "nunca más" nunca se cumple y que el "para siempre" siempre termina...

El físico atrae, pero la personalidad enamora.

En 2011 he comprobado que absolutamente todos los asertos anteriores son correctos. Tan sólo me queda desearos un feliz año nuevo, y daros mucha fuerza (incluido a mi mismo) para mejorar todo lo que este año nos ha resultado negativo, para mermar las mentiras en el WC de esa gente que le encanta prometer el cielo... y así, erradicarlas de una vez por todas.


Un cálido abrazo para todos los lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario